Breaking news
Read our blog to learn why privacy matters. And don't forget to get an encrypted mailbox yourself!

Alemania: El nuevo gobierno planea el "derecho a la codificación".

El contrato de coalición del nuevo gobierno alemán elegido contiene el derecho a la codificación.

2021-12-03
El contrato de coalición del nuevo gobierno alemán (SPD, Grüne, FDP) satisface muchas expectativas de los activistas de los derechos digitales. El "derecho a la encriptación", el "derecho al anonimato", el "aumento de la seguridad informática" y el "dinero público para el código público" son sólo algunas de las promesas digitales contenidas en el contrato que dan motivos de celebración a todos los entusiastas de la privacidad.

Derecho a la codificación

Como "asombrosamente específico" juzga la revista de noticias alemana Die Zeit el plan de la coalición para un "derecho al cifrado".

En consecuencia, el acuerdo de la coalición fue recibido con gran aprobación, especialmente entre los activistas de la red. El sitio web Netzpolitik. org ve "muchas promesas buenas y emocionantes", pero ahora se trata de ponerlas en práctica. Y los miembros del Chaos Computer Club señalan las grandes similitudes entre el nuevo documento de la coalición y una ayuda a la formulación de la asociación de hackers.

En conjunto, el acuerdo de coalición señala un cambio en la política de Berlín. El anterior gobierno liderado por los conversos CDU/CSU impulsó repetidamente una mayor vigilancia, pero afortunadamente, el nuevo planea tomar un camino diferente.

Derechos digitales

Bajo el título "Atrévete con más progreso. Alianza por la Libertad, la Justicia y la Sostenibilidad", los futuros socios de la coalición alemana, SPD, Bündnis 90/Die Grünen y FDP, presentaron su acuerdo de coalición la semana pasada.

Las expectativas de los activistas de los derechos digitales eran altas, especialmente porque los partidos conservadores CDU y CSU ya no participan.

Una clara victoria para los derechos digitales

En el documento de la coalición se incluyen numerosos derechos digitales que los activistas han pedido durante décadas. Ahora, estos derechos se recogen en el acuerdo oficial del próximo gobierno alemán: Hay un "derecho a la encriptación", y la prohibición de que las autoridades estatales mantengan en secreto las vulnerabilidades (práctica habitual de muchos servicios secretos para hackear a potenciales delincuentes, como puedes leer en nuestro mejor de los fallos de puertas traseras): "Exigimos a todas las agencias gubernamentales que informen de las vulnerabilidades de seguridad de las que tengan conocimiento a la Oficina Federal de Seguridad de la Información (BSI) y que se sometan a auditorías externas periódicas de sus sistemas informáticos."

Desde el apoyo al software de código abierto hasta el derecho al anonimato: El nuevo contrato de la coalición lo tiene todo.

La coalición tiene previsto invertir en una mejor seguridad informática para todos los ciudadanos: "Reforzaremos los derechos civiles digitales y la seguridad informática. El derecho al anonimato, tanto en el espacio público como en Internet, debe estar garantizado".

En el futuro, los contratos de desarrollo se encargarán regularmente como código abierto, y el software se hará público por principio. Habrá derecho a la encriptación, y el Estado deberá ofrecer también la opción de una auténtica comunicación encriptada.

Supervisión independiente

Además, toda la futura legislación en materia de seguridad estará sujeta a una evaluación por parte de un grupo de expertos independientes, que deberán examinar los problemas relacionados con cualquier posible restricción de la libertad. Además, el contrato de la coalición ya dice de forma muy concreta que el reconocimiento biométrico en espacios públicos estará prohibido por la legislación europea, lo que está en consonancia con una reciente decisión del Parlamento Europeo sobre la prohibición de la vigilancia biométrica masiva.

Se rechaza el controvertido hackback, es decir, la devolución de los ataques, como "medio de ciberdefensa en principio". Todas las autoridades de seguridad deberían estar mejor controladas por el parlamento y las autoridades de protección de datos.

Conclusión

Como servicio de correo electrónico cifrado, acogemos con satisfacción estos planes de la nueva coalición. Por fin habrá un gobierno en Alemania que entienda la necesidad de la encriptación para que todos los ciudadanos protejan sus datos privados y se defiendan de los atacantes malintencionados en Internet.

Este acuerdo de coalición esboza unos planes muy buenos y tiene un gran potencial para la industria informática alemana.

Historia de la política alemana de cifrado

El derecho a la privacidad está protegido como un derecho fundamental en la Constitución alemana.

Tras los regímenes alemanes opresivos de Hitler, con la Gestapo (policía secreta del Estado), y de Alemania Oriental, con la Stasi (Ministerio de Seguridad del Estado), los alemanes son muy conscientes de los peligros que la falta de derechos a la intimidad puede suponer tanto para una sociedad como para los individuos. Por ello, la sociedad civil es muy activa a la hora de luchar por el derecho a la intimidad.

Esta conciencia también se refleja en la política alemana en la historia reciente. Sin embargo, en la política existe una clara tensión entre la garantía del derecho a la intimidad de los ciudadanos y el deseo de las autoridades de retener más datos para perseguir a posibles delincuentes. No obstante, mientras que muchos países democráticos han introducido leyes de vigilancia exhaustivas en los últimos años, como el Reino Unido, Estados Unidos y Australia, Alemania no lo ha hecho.

Ya en 2015, el gobierno alemán de Angela Merkel firmó una carta con planes para convertirse en el "sitio número uno de la encriptación".

Sin embargo, poco después de la firma de esta carta, el gobierno alemán dirigido por el partido conservador CDU cambió su rumbo y se alineó con otras naciones europeas para pedir un "acceso legal a los datos cifrados". A nivel nacional, el gobierno se enfrentó a una fuerte oposición, también en el parlamento.

El FDP, por ejemplo, ya pidió en 2018 un "derecho a la encriptación":

"Entre otras cosas, el grupo parlamentario del FDP pide al gobierno alemán que apoye un derecho al cifrado", dijo Jimmy Schulz (FDP) en el debate. Ese derecho ayudaría a aumentar "la aceptación y el uso generalizado de las tecnologías de cifrado entre la población, la economía y las instituciones públicas". El mismo derecho que se necesita en el mundo analógico también es necesario en el mundo digital".

En este debate, el Dr. Konstantin von Notz (Bündnis 90/ Die Grünen) también hizo un llamamiento al gobierno de entonces:

"Convierta por fin a Alemania en el sitio de encriptación número uno. No con discursos, sino con leyes".

En lugar de ello, el gobierno alemán se alineó con varias otras naciones para lanzar la idea de la encriptación backdoor a través del Consejo Europeo. El plan era impulsar esto a nivel europeo también debido a la fuerte oposición civil y política a nivel nacional.

En diciembre de 2020, el Consejo Europeo, bajo la presidencia alemana, adoptó una resolución llamada "Seguridad a través de la encriptación y seguridad a pesar de la encriptación", que por un lado subraya la importancia de la encriptación para la seguridad y, por otro, pide indirectamente puertas tras eras de encriptación para las autoridades.

Para los activistas de los derechos digitales, este documento era una clara declaración de guerra, ya que la integridad del cifrado de extremo a extremo no es negociable en lo que respecta a la seguridad y la privacidad.

Afortunadamente, los partidos de la nueva coalición alemana no tienen planes de debilitar el cifrado. Por el contrario, el nuevo documento de la coalición demuestra que planean realizar la política de derechos digitales que muchos activistas en Alemania y más allá han estado esperando.

Teniendo en cuenta que los Verdes alemanes y el FDP son también mucho más jóvenes y están mucho más informados en el ámbito digital que la CDU, anteriormente líder, los derechos digitales en Alemania tienen una muy buena oportunidad de prosperar en los próximos años, a pesar de las actuales guerras criptográficas mundiales.

Qué significa esto para el futuro

El nuevo acuerdo de coalición dibuja un panorama muy positivo para el futuro. Por fin, parece que un gobierno verdaderamente favorable a la criptografía está tomando el relevo en Alemania.

Esto también podría cambiar la política a nivel europeo y poner fin a las tendencias de socavar el cifrado fuerte.

Como acaba de advertir el jefe del MI6: Con el auge de los ordenadores cuánticos surgen un montón de nuevas amenazas, sobre todo en el ámbito digital.

El cifrado fuerte de extremo a extremo es una de las mejores herramientas para defendernos a nosotros mismos y a nuestros datos contra todo tipo de amenazas en línea. Para luchar también contra los futuros ataques de los ordenadores cuánticos, debemos invertir en un cifrado seguro post-cuántico, como el proyecto PQmail de Tutanota.

Teniendo en cuenta las amenazas actuales y futuras, es muy prometedor que Alemania tenga por fin un gobierno que

  1. comprenda bien la esfera digital, sus amenazas y su potencial, y
  2. no está dispuesto a sacrificar el derecho a la privacidad de los ciudadanos.

Los próximos cuatro años mostrarán si este gobierno logrará lo que nos prometió ya en 2015:

Convertir a Alemania en el sitio de encriptación número uno.

CARGAR COMENTARIOS